MESOTERAPIA

Considerada uno de los tratamientos más eficaces para combatir la celulitis y obesidades localizadas, la mesoterapia es una técnica que vehiculiza de un modo peculiar la administración de medicamentos habituales.

Esta técnica fue desarrollada en Francia en los años 50 por el Dr. Pistor, fundador de la Sociedad Francesa de Mesoterapia. El definió a la Mesoterapia como: “Medicina alopática, ligera, parenteral, polivalente y regionalizada”.

La aplicación de medicamentos en las primeras capas de la piel se realiza mediante una aguja muy fina. Mientras que las micropunturas estimulan los tejidos internos de la piel, las sustancias inyectadas realizan su acción farmacológica específicamente en la zona a tratar, utilizando lipolíticos, enzimas, regeneradores del tejido conectivo y vasoactivos entre otros.

Con bajas dosis de medicamentos se consigue mejor respuesta terapéutica y no hay efectos secundarios.

Tanto la duración del tratamiento como los métodos complementarios dependen de los requerimientos anatómicos de cada paciente en particular. Es vital que el tratamiento mesoterapéutico sea aplicado por profesionales médicos debidamente entrenados y que manejen las medidas de higiene y asepsia que se requiere.

En pocas sesiones mejora la microcirculación, desapareciendo la pesadez y edema de piernas, disminuye la grasa localizada y mejora o elimina la piel de naranja.

Por otra parte, la mesoterapia se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, incluso el rostro se beneficia notablemente con esta técnica, ya que se utiliza un solución de sustancias antioxidantes, blanqueadores y enzimas que regeneran y estimulan las células de colágeno y elastina recuperando la firmeza de la piel.